Predicciones para el periodismo digital que viene

Los últimos diez años en el mundo del periodismo, se caracterizaron por el doble trastorno tecnológico de los medios móviles y sociales, que fragmentó la atención, socavó los modelos comerciales basados en la publicidad y debilitó el papel de los guardianes del periodismo. Al mismo tiempo, las perturbaciones sociales y políticas han afectado a la confianza en el periodismo y han dado lugar a ataques contra los medios de comunicación independientes en muchos países. 

El próximo decenio se caracterizará por una mayor reglamentación de Internet y por los intentos de restablecer la confianza en el periodismo y una conexión más estrecha con el público. También se verá sacudida por la próxima ola de perturbaciones tecnológicas debidas a la automatización impulsada por la inteligencia artificial, la big data y las nuevas interfaces visuales y de voz. Todo ello en un contexto de incertidumbre económica y política que planteará nuevos desafíos a la sostenibilidad de muchas organizaciones de noticias.

¿Cómo ven los líderes de los medios de comunicación el año que viene?

– La mayoría de los ejecutivos de la industria dicen que confían en las perspectivas de su propia empresa, pero están mucho menos seguros del futuro del periodismo. La provisión de noticias locales es una preocupación clave, junto con los temores sobre la disminución de la confianza y los ataques al periodismo por parte de los políticos.

– La mayoría de los encuestados (85%) piensa que los medios de comunicación deberían hacer más por evitar decir mentiras y medias verdades, pero a algunos les preocupa que esto no sea suficiente, ya que cada vez más políticos de todo el mundo se aprovechan de la situación de los medios de comunicación. Tal es el caso de Donald Trump, socavando los medios de comunicación dominantes y utilizando los medios sociales para transmitir mensajes directamente a sus seguidores.

– Los editores siguen apostando fuertemente por los abonos de los lectores, con la mitad (50%) diciendo que esta será su principal fuente de ingresos en el futuro. Alrededor de un tercio (35%) piensa que la publicidad y los abonos de los lectores serán igual de importantes, con sólo uno de cada siete (14%) depositando sus esperanzas sólo en la publicidad. En cualquier caso, lo que ya queda claro es que el periódico digital ha ganado la batalla. La pugna está ahora en cuál es capaz de ofrecer las noticias de última hora con mayor rapidez. 

– El poder de las plataformas tecnológicas sigue siendo un tema de gran preocupación para la mayoría de los editores. Pero hay opiniones encontradas sobre la regulación. Los editores creen que las intervenciones de los responsables políticos tienen más probabilidades de perjudicar (25%) que de ayudar (18%) al periodismo, y la mayoría cree que no habrá diferencia (56%)

– Parece que va a ser otro gran año para el podcasting, con más de la mitad de nuestros editores encuestados (53%) diciendo que las iniciativas de podcast serían importantes para ellos este año. Otros están mirando la voz y convirtiendo artículos de texto en audio como una forma de capitalizar la creciente popularidad de los formatos de audio.

– Es probable que veamos más movimientos de las organizaciones de noticias para personalizar las portadas y buscar otras formas de recomendación automatizada este año. Más de la mitad de nuestros encuestados (52%) dicen que estas iniciativas impulsadas por la IA serán muy importantes este año, pero las empresas más pequeñas se preocupan por no quedarse atrás. El formato magazine parece atraer a un número mayor de público, centrado más que en el tipo de noticias, en un área geográfica, como por ejemplo El Diario Mexicano. Sin embargo otros apuestan fuertemente por la especialización como estrategia.

– Atraer y retener el talento es una de las principales preocupaciones de las organizaciones de noticias, especialmente en las áreas tecnológicas. Menos de una cuarta parte de los encuestados dicen que confían en mantener a los científicos y tecnólogos de datos (24%) en comparación con el 76% del personal editorial. Las empresas tecnológicas y las marcas de consumo a menudo pueden ofrecer salarios más altos, más seguridad laboral y una cultura dentro de la cual pueden hacer su mejor trabajo.

– Los editores y las emisoras dicen que han hecho grandes progresos en cuanto a la diversidad de género en la sala de redacción, y tres cuartas partes (76%) creen que su organización está haciendo un buen trabajo. Sin embargo, se clasifican menos bien en cuanto a la diversidad geográfica (55%), política (48%) y racial (33%).

En las cartas en 2020 …

– Este año, más sitios web exigirán detalles de registro a cambio del contenido. La recopilación de datos de primera mano se convertirá en un punto clave para los editores, tras la reducción del soporte de cookies de los principales navegadores y el endurecimiento de las normas de privacidad. Pero esto corre el riesgo de poner más barreras en el camino de los usuarios ocasionales de noticias que recurren de vez en cuando al diario digital a leer noticias.

– Las elecciones en todo el mundo serán otra oportunidad para que los proveedores de desinformación y desinformación prueben nuevas tácticas, incluyendo tecnologías de IA, para abrumar las defensas de la plataforma. El papel de las plataformas estará cada vez más politizado, con ataques directos y acusaciones de parcialidad por parte de políticos prominentes.

– Unos auriculares mejores, más inmersivos y con más funciones (por ejemplo, AirPod Pro y dispositivos similares) demostrarán el gran éxito tecnológico del año y darán un nuevo impulso a los formatos de audio.

– Las redes 5G continuarán desplegándose en ciudades de todo el mundo este año, aunque la disponibilidad de teléfonos móviles sigue siendo limitada. En última instancia, 5G permitirá una conectividad de teléfonos inteligentes más rápida y fiable, facilitando el acceso a contenidos multimedia en movimiento.

– La transcripción, la traducción automática y los servicios de texto a texto de voz serán algunas de las primeras tecnologías impulsadas por la IA que alcanzarán una adopción masiva este año, abriendo nuevas fronteras y oportunidades para los editores.

Una tendencia notable es la falta de confianza de las emisoras de servicio público (RSP), muchas de las cuales se enfrentan a un rápido descenso de las audiencias para la producción lineal, a la creciente competencia de Netflix y Spotify y, en muchos casos, a los ataques a la producción de noticias por parte de políticos populistas y propietarios de medios de comunicación comerciales. La confianza media de los encuestados de un medio de RSP fue sólo del 46% en comparación con el promedio general del 73%. Estas cifras están influenciadas por los recientes o próximos recortes presupuestarios en varios países, incluyendo Dinamarca, Australia y el Reino Unido.

Enfoque en los ingresos de los lectores

En cambio, los medios de comunicación comerciales, especialmente los que se encuentran en el extremo de calidad del mercado, confían cada vez más en el futuro de los contenidos de pago, y tanto las grandes como las pequeñas empresas han alcanzado importantes hitos en el último año. El New York Times tiene 4,9 millones de suscriptores digitales e impresos, casi a mitad de camino de su objetivo de 10 millones.

1 El Financial Times superó su objetivo de 1 millón de suscriptores, mientras que The Guardian volvió a obtener beneficios -después de años de grandes pérdidas- gracias a las contribuciones de más de 1 millón de lectores en los últimos tres años.

2 Los ejecutivos de los medios de comunicación de muchos países nos dicen que los ingresos de los lectores están proporcionando ingresos estables y crecientes, mientras que la publicidad ha seguido siendo volátil, y muchos informan de resultados peores de lo previsto en 2019.

Los motores de crecimiento, en concreto los abonos de los lectores, tienen perspectivas muy positivas; los ingresos por publicidad siguen siendo una preocupación importante.

Pero no son sólo las grandes empresas las que hacen funcionar los ingresos de los lectores. Las publicaciones más pequeñas también están teniendo éxito a través de una variedad de modelos de suscripción y membresía. El sitio de noticias de investigación Follow the Money, en Holanda y la operación de noticias lentas Zetland, en Dinamarca están entre los que están alcanzando puntos de inflexión en cuanto a la rentabilidad.

Este año veremos a los medios de comunicación del sur de Europa inclinarse más hacia la suscripción. En España, El Mundo ya ha empezado a cobrar por los contenidos premium, y El País lo hará a principios de 2020. Ya está pidiendo a los lectores que se inscriban (de forma gratuita) para leer artículos de opinión y de fin de semana en preparación para el cambio. Se trata de un cambio de rumbo importante para las publicaciones que hasta hace poco han seguido una estrategia basada en la escala (que a veces ha dado lugar a acusaciones de "clickbait" y de periodismo de baja calidad).

Otras cadenas regionales, como Vocento y Prensa Ibérica, han establecido cajas de pago en la mayoría de sus títulos, mientras que el sector independiente está fortaleciendo las opciones de afiliación y/o donación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *